Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 17 de mayo de 2012

El Riachuelo aun no sana

Buscando alguna noticia interesante, en el diario virtual La Nación encontré esta noticia sobre el medio ambiente, la leí y comencé ce a desarrollar el siguiente informe.
Hace casi cuatro años que la corte ordenó sanar el Riachuelo y aún hoy eso no sucedió. No solo que la calidad del agua no mejoró si no que si se pudiera cambiar toda el agua de allí en una semana estaría en el mismo estado de contaminación.
 Un grupo de científicos de la facultad de agronomía de la universidad de Buenos Aires (UBA), llegó a aquella conclusión ya que analiza el rió desde 1998. Los últimos resultados detectaron altos niveles de materiales pesados y de materia orgánica en el lecho. La concentración de oxigeno era de 0%.
"La situación es preocupante. En nuestros sistemas de incubación las muestras no se mueven. En el Riachuelo sí y se van al Río de la Plata, que aunque sea ancho y tenga mucha agua, es el que nos da de tomar. Por ahora está contaminado, pero se diluye en el montón, no sé cuánto más va a aguantar", aclaro Martha Bargiela, la cual actualmente esta Química Analítica.
"La idea surgió cuando vimos que, con el plan de saneamiento de la cuenca Matanza-Riachuelo, se limpiaba el agua y no el sedimento, que está debajo y tiene mucha materia orgánica y metales. La relación entre ellos hace que los metales que estaban instalados en un lugar se puedan movilizar hacia otro", en esta caso, la experta.
 En distintos puntos de la cuenca, donde habitan mas de 5 millones de personas, se realizaron los análisis. Detectaron plomo y cromo, algunos de los materiales mas peligrosos para la salud. El cromo se encuentra en las curtiembres mientras que el plomo puede ser un residuo de hidrocarburos.
"Llevamos las muestras al laboratorio y simulamos el contacto con agua no contaminada para ver si el sedimento que estaba altamente deteriorado se quedaba abajo o si se disolvía. Vimos que para los metales contaminantes, como el plomo, por ejemplo, en los sedimentos controlaban su pasaje hacia el agua y se disolvían, entonces el agua se deterioraba más. Si limpiamos el agua y tratamos de sacar los sedimentos del fondo, le damos oxígeno y los metales por el movimiento se liberan y se vuelve a contaminar". Esta fue la explicación de Bargiela sobre como se realizó el experimento.
Esta sería la solución a corto plazo: "La primera es la de proseguir con el ordenamiento territorial. Es fundamental que deje de caer carga orgánica directamente al río. Además, no hay que quitar las plantas de la ribera porque, como están adaptadas, pueden fijar los metales"
Según los investigadores, no seria de ninguna manera una buena idea  remover los lodos del fondo del lecho del río. De hacer esto pondrían en riesgo la fuente de agua para 14 millones de personas, el Río de la Plata.
"Si se sacaran esos lodos con la tecnología adecuada, ¿adónde irían?, ¿quién los descontaminaría? Es riesgoso", agregó una vez más Bargiela. Este es uno de los estudios de Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (Acumar), que también esta a cargo de la ejecución del proceso de sanamiento 

1 comentario:

  1. Gero: es un tema muy interesante, pero no encuentro el link a la noticia. No puedo evaluar tu trabajo. Corregílo y lo vuelvo a ver. gracias.

    ResponderEliminar